viernes, 3 de enero de 2014

Estudio independiente confirma precio del pasaje mas barato

Por ea.com.py Un estudio elaborado por los ingenieros Ricardo y Mercedes Canese sostiene que el precio real del pasaje es de G. 2.033 sin el subsidio que pagaba el Estado a los transportistas para mantener la tarifa en G. 2.000.


 
El estudio técnico del pasaje precisa que los tres principales factores de costo del pasaje son el gasoíl (40%), mano de obra (chofer y mantenimiento, 30%), depreciación y compra de repuestos (30%, que depende del precio del dólar).
El cálculo se dedujo de la comparación del precio del pasaje en 1989, que era de G. 150 con un salario mínimo de G. 164.650, un precio de gasoíl para los transportistas de G. 245 y con el dólar a G. 1.165. Sin embargo, prosigue el estudio, los factores de costo han aumentado menos que el pasaje.

Comparativamente, el salario mínimo pasó de G. 164.650 a G. 1.658.232, equivalente a un incremento de 907,1%. En cuanto al dólar, tomando la cotización de G. 4.591 por unidad de la moneda norteamericana a diciembre pasado, y una pérdida del valor adquisitivo de 60,4% (G. 1.165 en 1989 y G. 4.591 a fines de 2013), se registró un aumento del 532, 1%. Con respecto al gasoíl, que pasó de G. 245 en 1989 a 5.290 actualmente, se tuvo un incremento de 2.059,2%.

Si se tiene en cuenta la estructura de costos según la cual el gasoíl representa el 40% del costo del pasaje, la mano de obra un 30% y los repuestos y cubiertas el 30% restante, entonces la variación sería del orden de 13,55 veces, señalan los técnicos. Teniendo en cuenta esta correlación, con el aumento del pasaje a G. 2.400, el precio del boleto (2.400:150) experimentó un aumento de 16 veces.
“Si el transporte público de pasajeros hubiera mantenido la misma (in)eficiencia de junio de 1989 y manteniendo el mismo peso que tiene cada componente de costo (gasoíl, 40%; depreciación y repuestos, 30%; y mano de obra, 30%) debería costar (13,55 x 150 =) G. 2.033, es decir, menos de G. 2.050”, dice parte del documento.

Este costo correspondería al caso de que la calidad del servicio se haya mantenido. Sin  embargo, los autores sostienen esta se ha deteriorado, ya que las unidades son más obsoletas que hace 24 años por la falta de renovación de flota.

A todo esto se suma que los empresarios no cumplen las leyes laborales como las jornadas de ocho horas, seguro social, día de descanso semanal, horas extras, bonificaciones y contratos colectivos.

En contrapartida, los transportistas sostienen que el precio del boleto es de G. 2.800 sin subsidio, por lo que, según alega el Centro de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana (Cetrapam), con el precio actual del pasaje las empresas absorben esta “pérdida” de G. 400 por boleto.  A raíz de ello para el primer trimestre de este año está programado un nuevo aumento.

Para mantener el precio del pasaje en G. 2.000, el gobierno desembolsaba mensualmente 2 millones de dólares a los empresarios con el compromiso de estos de mejorar el servicio y cumplir las leyes laborales.
Para este jueves 2 y viernes 3 de enero, a las 18:00 horas, se convocaron manifestaciones frente al Panteón de los Héroes para protestar contra la suba del pasaje.


No hay comentarios:

Publicar un comentario