miércoles, 27 de julio de 2016

NOCHE DE FRIO Y SOLEDAD CON FINAL FELIZ

Lo mas lindo de nuestro país es su gente. Recogimos esta historia de uno de los grupos de Facebook que se focalizan en nuestra ciudad, para compartir algo que ya es público a través de la red social, pero es bueno refrescar este ambiente de tanta cosa negativa que nos provocan las autoridades de nuestro país cotidianamente.


Una noche fría lo conocimos...

Lunes cerca de la media noche, cada vez mas fría en la ciudad de San Antonio, vecina a la nuestra, un abuelito de 71 años en su día,  estaba sentado en el paseo central de la principal avenidad de esa ciudad, descalzo y con una ropa poco abrigada teniendo ante el repentino cambio de temperatura.

Don Felix Ojeda en el "día de los abuelos" no solo sintió la frialdad de la noche, sintió soledad alrededor a pesar de los muchos vehiculos pasan por esa avenida en una noche que se sentía cada vez mas fría por la baja temperatura y por la indiferencia de la gente que pasaba, incluso la de la polícia y la iglesia que en principio se desentendió del tema. 

Imaginar lo doloroso que es la impotencia de no poder regresar con sus familiares en la comodidad de la casa, es una  insertidumbre que solo pueden comprender los que alguna vez pasaron por eso. 

La actitud necesaria
Hasta que pasó esa alma solidaria necesaria, Elena Campuzano de Silvero de San Antonio, quien regresaba de su guardia a la media noche y que habrá dicho en su interior, yo no puedo ser de los que ingnoran el dolor ajeno, se le acercó y sin dudar le extendió su mano solidaria, en un gesto que da fin a tanta indiferencia.
Elena lo calzo, lo alimentó y se aseguro de que tenga abrigo y donde pasar la noche, los bomberos de San Antonio tambien colaboraron para ayudarle a nuestro solitario abuelito en su día. Tambien se encargó de difundir en el Facebook la situación para encontrar a los familiares de don Felix que en ese momento se acordaba de que era de Villa Elisa.

Información para la acción

En eso otra persona, Lorena Bernal de Villa Elisa tambien se comprometió y publicó en el grupo de Facebook "Villa Elisa República" y quedo pendiente de la gente que pueda responder a su llamado, relató permanentemente lo que iba sucediendo. Tal fue la presión de los miembro de ese grupo y otros, que la policía apareció en escena y la Parroquia de San Antonio al final se encargó de darle resguardo por esa noche. Incluso la Dirección de adultos mayores del Ministerio de Salud se hizo cargo del tema.

Gracias a la intervención de los internautas que se sumaron mas personas e instituciones y hasta se localizó a los familiares que ya habían formulado una denuncia anteriormente en la comisaria de Arroyo Seco por la desaparición del padre y abuelo de la familia. Al día siguiente ya vimos por redes sociales a un Don Felix abrigado, descansado y en compañía de su hija que lo retiró de la comisaría de San Antonio.

La acción solidaria necesaria...

No se puede medir la solidaridad en mayor o menor medida porque lo que define la solidaridad parte de la actitud individual de cada uno de hacerse cargo y asumir un compromiso con la persona o comunidad que necesita en la medida de sus posibilidades y a pesar de sus limitaciones.  Eso la hace superior a la simple Caridad.

Por eso es sumamente valorable, como esos pequeños gestos unidos se convierten en grandes y dignos de ser contados para que se multipliquen y sean una costumbre en una sociedad que nos empuja a ser cada vez mas individualistas e indiferentes.

Nuestro homenaje a Elena, Lorena y los bomberos de San Antonio que sin presión alguna tomaron partido como parte de su escencia humana. Y un reconocimiento especial al Grupo Villa Elisa República, que apesar de borrarnos constantemente del grupo, sabemos de que es una alternativa válida y efectiva para el ejercicio de esa virtud tan noble que es la solidaridad.



PD: El objetivo no es victimizar ni juzgar a nadie pero si concientizar sobre como podemos mitigar las dificiles y complejas situaciones que atraviezan muchos sectores vulnerables de nuestra sociedad como la de los adultos mayores y como podemos trasformar la vida de otros desde acciones sencillas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada